Curiosidades sobre palabras

Curiosidades sobre palabras

curiosidades

Curiosidades sobre palabras.

curiosidades_Entre los matices que distinguen a la lengua española figuran en un sitio relevante las curiosidades. Pongo de muestra un caso de acentuación. Se trata de una oración en la cual todas sus palabras – nueve en total – llevan tilde. Ahí te va: «Tomás pidió públicamente perdón, disculpándose después muchísimo, más íntimamente». Resulta una construcción forzada, pero no deja de ser interesante.

Oía tiene tres sílabas en tres letras. El término arte es masculino en singular y femenino en plural.

Mira estas otras curiosidades, que un amigo me ha enviado a average. El vocablo cinco tiene a su vez cinco letras, coincidencia que no se registra en ningún otro número. El término corrección tiene dos grafías dobles. Ecuatorianos y aeronáuticos poseen las mismas letras, pero en diferente orden.

Con 23 letras, se ha establecido que la palabra electroencefalografista es la más extensa de todas las aprobadas por la Real Academia Española. El término estuve contiene cuatro letras consecutivas por orden alfabético: ese, te, u y ve. Con nueve letras, menstrual es el vocablo más largo con solo dos sílabas. Mil es el único número que no tiene ni o ni e. En pedigüeñería aparecen los cuatro firuletes que un término puede tener en nuestro idioma: la virgulilla de la ñ, la diéresis sobre la u, la tilde del acento y el punto sobre la i. La palabra euforia contiene las cinco vocales y solo dos consonantes. Argentino, solo puede ser transformada en ignorante. Sin ánimo de ofender, por supuesto.

¿Conocías el origen de las siguientes palabras? A mí me resulta muy  interesante:

 Despabilar: Llamamos así a la acción de despertarse o ponerse atento, porque cuando se quita la pavesa a la mecha de la vela, o pábilo, se aviva la llama.

 Alarma: Se dice que en tiempos de la presencia musulmana en España, los iberos permanecían dentro de recintos amurallados, dedicados a sus labores, pero con las armas apiladas al centro del fuerte. Cuando el vigía avistaba musulmanes, gritaba  ¡Al arma!  (corran a tomar sus armas para defendernos).

 Etcétera: Del  latín  “et cetera”  (lo que falta, lo demás).

 Bisoñé: Proviene de “besogneux” (necesitado, en francés) y alude a quienes llevaban pelucas cortas por no poder pagar una peluca entera.

 Cementerio viene del latín coemeterium, y esta a su vez, de la voz griega Koimetirion que quiere decir dormitorio.

 Museo: Universidad creada por Tolomeo en Alejandría, a la que se llamó así por estar dedicada a las musas, diosas griegas del saber.

Tres palabras de origen helénico, que tienen una etimología muy interesante:

 Teatro, del latín theatrum, y esta, de una voz griega, derivada del verbo mirar.

Escena, del griego skené, a través del latín scena, significa cobertizo de ramas. Algunos lingüistas aseguran que así llamaban a una pared de piedra, delante de la cual se situaban los actores.

La escuela de Platón, Academia, estaba en las afueras de Atenas, en una arboleda _ De: Academo, en honor de un héroe mitológico _. En el Diccionario de la Real Academia Española se lee: Casa con jardín, cerca de Atenas, junto al gimnasio del héroe Academo, donde enseñaron Platón y otros filósofos. Por cierto, gimnasio procede del latín, y de ahí, a su vez, de una voz griega que quería decir: desnudo. Cuentan que los ejercicios se realizaban sin ropa alguna.

 Biquini o Bikini: Traje de baño inventado por una compañía francesa en 1946.  Nombrado así por la isla  Bikini  en Hawái,  donde Estados Unidos llevaba a cabo pruebas nucleares que causaron protestas populares, pues desalojó a sus pobladores.

Veamos estas otras: En la  Edad Media, el signo de @, se usaba como una abreviatura de la preposición “ad” (en). En los primeros sistemas de correo electrónico @ se utilizó por varios motivos: porque era un signo muy reconocible, porque ya se empleaba en la informática y porque estaba en los conjuntos básicos de caracteres.  Así “fulano@00.com”  se lee “Fulano en la compañía 00”.

En la Inglaterra antigua, si no se pertenecía a la familia real, había que solicitar permiso para procrear. Cuando lo recibían del Rey, se les entregaba una placa que decía: “Fornication under consent of the King” (Fornicación bajo el consentimiento del Rey). De las iniciales F.U.C.K. procede la palabra fuck, bastante vulgar. En aquella lengua significa coito. ¡Qué curiosidades tienen los idiomas, ¿verdad?!hablemos-mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *